viernes, 19 de septiembre de 2008

Bohemian and fighter class

Estoy leyendo un libro. En concreto "El hombre duplicado" de José Saramago. Y, ya antes de ponerme, (lo empecé ayer) me han asaltado dudas sobre si estudio sobre Madrid y su territorio, para aprender (para la próxima carta) Y en ese doble pensamiento estaba. Una parte concentrada en Saramago y otra parte en la suerte que tengo de poder perder el tiempo leyendo. Y las dos partes concentradas.

Me sentía incómodo, cómo si estuviera traicionando a algo o a alguien. Más bien creo que es al tiempo al que puedo traicionar. Me consolaba en que si quiero ser escritor necesito leer, leer y leer. No mola ese curro ni na, ¿eh?

Hoy me han echado del trabajo, de peón de arqueología. Y otro campo de visión se va abriendo en mi camino. Van a ser unos meses sin currar. ¿Estar parado? Jamás. Viviré mis libros, mis escritos, mis calles, mis gentes, mis tierras... Porque a todo eso pertenezco, no me pertenecen (pese al mí), pero yo a ell@s sí.

No me arrepiento de dejar las carreras. No me arrepiento de dejar todos esos curros que he tenido. Pero sí me arrepentiría de perder a lo que pertenezco. Moriré de pie. Eso lo tengo clarísimo.

Bohemian and fighter class

P.D: Estaré una semana en Irlanda, con unas más que merecidas vacaciones. Voy a leer Saranago "El hombre duplicado", la biografía de los The Clash y no creo que de tiempo, pero al igual llevo Antonio B. el Ruso (ciudadano de tercera) por Ramiro Pinilla.

Ya oigo sonidos célticos, veo estructuras megalíticas y siento la fresca hierba. Y parece que empiezo a regustar esa Guiness de Pub y a respirar un aire puro.

1 comentario:

AntiTodo dijo...

Un saludo desde Iruña