jueves, 11 de septiembre de 2008

Carta a Gelu

La Habana, a 6 de Septiembre del 2008
Querido Gelu:

En primer lugar darte un saludo de camaradería revolucionaria. Me encanta entablar redes de lucha. Le he estado dando vueltas al asunto y creo haber comprendido cual es el problema de tu lucha alli, y me siento honrado de la confianza que deposas en mí. Hay que ser conscientes que no se puede seguir un mismo camino para la lucha en todos los frentes.

Lo principal lo tienes, es el no estar solo en la lucha. Conseguir que la lucha por la vida no sea una lucha personal y privada, es lo que os debe acompañar. Esos amigos, camaradas, compañeros y todos los que te forman. Esos nunca te deberían fallar, en el orden enumerado. Saber donde está tu lucha claramente y tener unos claros enemigos ya es un camino que guía.

Efectivamente necesitaría más información sociológica porque no veo lo que tu ves y no siento lo que tu sientes, en toda su complejidad. Habría, según tus inquietudes, que averiguar lo enrevesado del enemigos. Pero eso como tu mismo dices, se aprende con el camino de la vida, con el sentido común que te vas formando.

Hay cosas básicas: antiimperialismo, anticapitalismo y antifascismo. Y cómo victoria, la del pueblo revolucionario. Pero no tu victoria sino la de todos. Una revolución a pie de calle y en la investigación.

En cuanto a tu calle, a la lucha de tu barrio y ciudad, es básica la comprensión de las situaciones de cada iondividuo. Como un caso particular, ¿entiendes? Cada persona tiene un ambiente distinto y eso le hace tener una lucha distinta. Te voy a poner un ejemplo:, sobre un compañero que vive allí en Castilla, trabaja de peón de arqueología.

El peón está encargado del trabajo forzoso, el trabajo físico. Y se diferencia de los técnicos en que estos desempeñan labores de estudio, investigacón y organización del trabajo. En este ambiente la lucha se lleva a la lucha de intereses. Y ahí se enfrentan. El técnico en sí no tiene porque ser mala persona. De hecho podría mantener una buena relación con este compañero. Pero les enfrenta en que el técnico no comprende el trabajo del peón.

La lucha así es llevada al dia a día. Hay que saber luchar en esos momentos, en cuanto se ve la contradicción. Saber identificar la contradicción no siempre es fácil. Y saber reaccionar tampoco. Pero el tiempo te va formando. O debería
hacerlo.

Sin más, mandarte un saludo y un abrazo:



P.D: A ver si vas a ver mi película. Y me cuentas que tal es.

3 comentarios:

U.R.A dijo...

hola loco! bueno supongo que ya sabes quien soy, este es el blog mio y de mas gente de por aqui por si te quieres pasar y echar un vistazo, tampoco tiene mucho pero bueno.
Lo dicho me he leido esta entrada y me gusta, ahora seguire con alguna mas!
cuidate mozoo

U.R.A dijo...

por cierto, te voy a enlazar :P

LEO MARES dijo...

por lo visto está bien la película... Aunque yo no la he visto aún. Me da un poco de miedo el toque que le hayan dado...
un abrazo!