miércoles, 4 de marzo de 2009

A mi abuelo

En una tarde entre libros, un joven desempleado universitario de 84 años (cómo él mismo se califica) y yo (un joven desempleado, sin más, de 24 años) andaban mirando, ojeando, y hasta investigando libros de fachada antigua.

En una tarde de libros, esos dos, un falangista y un comunista con respeto mutuo se enriquecen de sus vidas. Contradicción en estado puro, pero que veo llevadero gracias al respeto que nos tenemos. Sobretodo nos reconocemos como personas.

Bueno ahí va. Saqué una poesía de un libro, que se la dedico a mi abuelo, el veterinario Desiderio. El estracto es de Actualidad Veterinaria XVI feb de 1973 y dice:

La profesión veterinaria llora
la muerte de quien supo enaltecerla
Valientemente en su defensa, y verla
Ocupar nu puesto de honor, prometedora
De felices augurios sin demora
En el gran quehacer y aun anteponerla
A todo cuanto no fuera quererla,
Y con el laurel llevarla hasta su aurora,
Con fatigas, sin miedo y valentía
Logró por fin el conseguir su empeño
De asentarla en un trono de valía,
Convirtiendo en realidad su ensueño
de una "Dirección de Ganadería"
Llegó a ser más fiel y mejor dueño.

Lo siguiente habla del eterno sueño, pero mi abuelo sigue vivo :D

Bohemian and fighter class

No hay comentarios: